lunes 20 de mayo de 2024 - Edición Nº1993

Gremiales | 9 may 2024

ADUNA al PARO NACIONAL: “La patria dejará de ser colonia o la bandera flameará sobre sus ruinas”


Un nuevo sentido de patria se dibuja en el escenario político, social y económico del pueblo trabajador argentino. El peligro que implica la Ley Ómnibus ha puesto al conjunto en estado de alerta y, este paro nacional, convocado por las centrales obreras, es un escalón más en la defensa de la patria y en la construcción de una resistencia desde el campo popular.

Por qué un Paro Nacional: El rol de la defensa del salario en un proyecto de anti país

El carácter colonial que va adquiriendo el gobierno de Javier Milei nos lleva a una patria fragmentada, implosionada sin proyecto de soberanía nacional que garantice la vida de las y los argentinas y argentinos. Esta traición nos alerta como trabajadores y trabajadoras que no sólo estamos realizando este paro nacional – con minúsculas- en defensa de nuestros salarios y puestos de trabajo. Este paro adquiere su dimensión estratégica de defensa Nacional – con mayúsculas –, porque lo que está denunciando, es la consumación de la entrega de los resortes económicos y de los bienes comunes de la naturaleza, a manos de quienes históricamente han gestado cercamientos a la reproducción de la vida de la clase trabajadora con modelos de despojo y desposesión. Quienes se alimentan de nuestras desgracias y nuestra hambre.

En nuestra patria estamos viviendo el avance feroz de un modelo colonial de desposesión. Los diversos actores parlamentarios gestan la entrega de nuestros bienes comunes, de nuestro bienestar a los grandes poderes concentrados de la economía global. Vivimos el avance de un capital financiero que ataca a la vida de las y los que vivimos de nuestro trabajo. La avanzada sobre la educación es parte de la batalla cultural que el gobierno de Milei sostiene contra la identidad del pueblo argentino. La misma se ataca los espacios donde se reconstruye la memoria histórica, la identidad colectiva y la organización del pueblo.

Sin embargo, la ofensiva contra las universidades ha tenido su primera derrota, ya que la ciudadanía en su conjunto se ha sumado a su defensa. La marcha del pasado 23 de abril se honró a la Universidad Pública, Gratuita y de Excelencia, con más de un millón y medio de compatriotas presentes. Esta movilización, un punto bisagra para activar la fuerza vital presente en el pueblo organizado, puso en la calle las banderas de una institución que es parte de la identidad nacional, parte de la lucha de la clase trabajadora -desde la reforma de 1918 al decreto presidencial Nº 29.337 del presidente Perón que declara la gratuidad y el acceso de los trabajadores y las trabajadoras a las universidades. Frente a lo inconmensurable de la movilización y el corrimiento de las negociaciones del Subsecretario de Políticas Universitarias, Alejandro Álvarez, se habilitó el dialogo para reordenar el presupuesto universitario y los salarios docentes y no docentes. Sin embargo, aún no se ha garantizado que el gobierno de Milei sostenga el financiamiento y la gratuidad universitaria.

Ante esta ofensiva, que tiene su capítulo parlamentario, donde diputados y senadores están dispuestos a arriar el pabellón nacional e izar la de los enemigos de la patria y del pueblo, no tenemos sino más que la tarea de sostener levantarnos contra los procesos de despojo, cercamiento y hambruna. Por ello convocamos a nuestras compañeras y compañeros a sumarse al Paro Nacional convocado para este jueves 9 de mayo en defensa del trabajo, el salario y la soberanía nacional. Ya que, sin educación, sin trabajo y sin industria no hay patria posible. Como decía Eva Perón “la patria dejará de ser colonia o la bandera flameará sobre sus ruinas”.

Comisión Directiva

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias