jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº2003

Nación | 27 feb 2024

Economía

Una peligrosa señal de apertura de las importaciones

Preocupado por los aumentos, Comercio habilitó la venta en cuotas de productos de librería, calzado y textiles escolares producidos fuera del país.


Con una gestualidad que evitó ser promocionada, el gobierno de Javier Milei le dio otro golpe duro, en el marco de la recesión y la caída en las ventas, a las industrias y fabricantes locales de mercaderías: por medio de la Resolución 74, publicada en el Boletín Oficial, la Secretaría de Comercio formalizó el primer paso de la apertura indiscriminada de importaciones de bienes terminados, facilitando la venta en cuotas de artículos de librería, textiles y calzado con destino escolar. Una norma que, según supo, cayó como una bomba en los sectores productivos porque el síntoma de comprar en el exterior fomentado por el Gobierno se está expandiendo a otros rubros. 

Según la lectura del Gobierno, se trata de un proceso de "disciplinamiento" a los productores de insumos para la escuela, que subieron los precios por encima de la media. Una decisión de política económica que apuesta a liberalizar para tratar de equilibrar precios con la plaza local, algo que no ha pasado nunca en todos los casos que se intentó llevar a cabo en los últimos años. De hecho, hoy mismo, las góndolas de supermercados están plagadas de alimentos básicos importados que tienen los precios hasta dos veces más caros que los de la industria nacional. De todos modos, lo que más bronca generó en sectores fabriles es que Nación habilite la financiación a empresas multinacionales. 

La resolución en cuestión, que lleva la firma de Pablo Lavigne, el secretario de Comercio, especifica que "podrán ser adquiridos bajo la modalidad de TRES (3) y SEIS (6) cuotas, los bienes del “Punto 5.1, Rubro (iii) Calzado y Marroquinería, individualizados como “Calzados escolares” producidos fuera del territorio nacional, que cumplan con los requisitos exigidos a los fines de su comercialización dentro de la REPÚBLICA ARGENTINA.". En otro de los artículo, se agrega que "podrán ser adquiridos bajo la modalidad de TRES (3) y SEIS (6) cuotas, los bienes del “Punto 5.1, Rubro (xii) Artículos de Librería”, producidos fuera del territorio nacional, que cumplan con los requisitos exigidos a los fines de su comercialización dentro de la REPÚBLICA ARGENTINA". 

La excusa del gobierno es que se trata de una medida temporal y tiene el objetivo de "generar un ámbito de competitividad". La norma, en ese sentido, apunta que, "asimismo, la presente medida tiene por efecto diversificar la oferta de los artículos de librería y calzado escolar comercializados en el territorio nacional, generando un ámbito de competitividad y libre acceso de los consumidores". Y agrega que, "en razón de ello, se promueve ampliar el acceso a la oferta de artículos de librería y calzado escolar de forma en que puedan ser comercializados con los tipos de financiamiento del Programa “CUOTA SIMPLE” aquellos bienes producidos fuera del territorio nacional, por un plazo de TREINTA (30) días, contados a partir del 26 de febrero del 2024". 

El problema del asunto es que, además de fomentar la apertura de las importaciones de estos productos justo en la época en la que producción nacional alimenta el mercado y tiene el pico de ventas, la decisión de sumar importados a Cuota Simple hace que el Estado financie las ventas de multinacionales, poniéndolas en iguales condiciones que a las nacionales. 

Una mala señal

"Es un cóctel mortal, no tenemos demanda, caen las ventas, tenemos que despedir gente y encima nos abren las importaciones y les dan facilidades para comprar importados", se quejó ante este diario un industrial bonaerense de la Unión Industrial (UIA). 

Esta decisión del Gobierno es una mala señal porque, además, predispone a sectores productivos a comprar en el exterior. Este diario accedió a datos del sector fundición que, por caso, empezó a suspender pedidos a la producción nacional. Pedidos que son reemplazados por encargos al exterior. 

En el comunicado emitido por Comercio, el área señaló de todos modos que el 80 por ciento de los productos de librería escolar son importados y que ese es el motivo por el cual se amplia la comercialización de productos del rubro. En tanto, en el caso de la indumentaria escolar, se podrá combinar el beneficio de Cuota Simple con ofertas de hasta 40% en zapatillas importadas que ofrecen marcas como Adidas, Puma, Topper, Nike, Olimpykus, Umbro y Fila. 

La medida, al diversificar la oferta del programa, busca "acompañar a las familias para que tengan mejores precios a la hora de comprar lo necesario para el comienzo de un nuevo ciclo lectivo", señaló Comercio

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias