jueves 01 de diciembre de 2022 - Edición Nº1457

Nación | 17 nov 2022

Judiciales

A un año del crimen de Lucas González, realizan un acto frente a Tribunales

"Si quieren pueden ir con un cartel de Lucas o si son familiares de víctimas llevar las fotos de sus ángeles", pidieron los padres del adolescente asesinado por efectivos de la Policía de la Ciudad en el barrio de Barracas.


Familiares y amigos de Lucas González, el futbolista de Barracas Central asesinado de un disparo en la cabeza por efectivos de la Policía de la Ciudad en noviembre de 2021, realizarán un acto frente al Palacio de Tribunales para pedir justicia al cumplirse un año del crimen del joven de 17 años. La concentración está prevista para este jueves a las 19 frente a la sede judicial ubicada en Talcahuano 550, entre Lavalle y Tucumán.

Ayer, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 25 fijó para el 16 de marzo de 2023 el inicio del juicio oral al que serán sometidos 14 efectivos de la Policía de la Ciudad acusados del crimen.

"El 16 de Marzo comienza el juicio. Hoy lo recordarán sus amigos y su familia.19 horas en Plaza Lavalle. Acompáñalos! #JusticiaPorLucas", tuiteó el abogado de la familia, Gregorio Dalbón.

Los principales oradores del acto de esta tarde serán los padres de Lucas, Héctor "Peca" González y Cintia López, mientras que también tomarán la palabra los tres amigos que estaban con la víctima cuando la mataron, quienes también fueron perseguidos y sometidos a torturas por parte de los policías.

Los padres de Lucas pidieron especialmente a los asistentes que lleven una vela o una bandera argentina, pero sin consignas políticas.

"Si quieren pueden ir con un cartel de Lucas o si son familiares de víctimas llevar las fotos de sus ángeles, pero no queremos politizar la concentración. Vengan con una velita o con una bandera argentina", dijeron.

El crimen de Lucas ocurrió en la mañana del 17 de noviembre de 2021, cuando el joven y tres amigos salieron del entrenamiento en el club de fútbol Barracas Central y se subieron al Volkswagen Suran del padre de uno de ellos, para volver a la localidad bonaerense de Florencio Varela, donde vivían.

Tras detenerse en un kiosco, comenzaron a ser perseguidos por un Nissan Tiida, en el que circulaban tres policías de la Brigada 6 de la Comisaría Vecinal 4D, quienes realizaban tareas de campo en la intersección de las avenidas Iriarte y Vélez Sarsfield.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias