jueves 01 de diciembre de 2022 - Edición Nº1457

Ciudad | 14 nov 2022

Espacio Público

Avanzan las obras en el Casco Histórico: comenzaron los trabajos en la calle Perú

Son 8 cuadras entre Av. Belgrano y Av. San Juan. Se colocarán más árboles y adoquines, nuevas luminarias y mobiliario, y se realizarán ensanches y reparación de veredas.


El Gobierno porteño avanza en la renovación del Casco Histórico con la etapa Perú I y II. Son 8 cuadras que serán puestas en valor entre la Av. Belgrano y la Av. San Juan. Las obras incluyen la reparación y ensanche de veredas, la incorporación de farolas nuevas, el reemplazo de asfalto por adoquín, la instalación de nuevo mobiliario urbano y la plantación de jacarandás.

El Plan Casco Histórico se lleva adelante en conjunto entre los ministerios de Espacio Público e Higiene Urbana y de Cultura, y la Secretaría de Transporte y Obras Públicas.

Con este plan integral se busca mejorar el espacio público y fomentar el desarrollo cultural y turístico de esta área neurálgica de la ciudad resaltando su maravillosa arquitectura y valor patrimonial.

El Casco Histórico forma parte esencial de la identidad de los porteños y porteñas y del acervo cultural de todas y todos los argentinos, y es, a su vez, una de las grandes atracciones turísticas de nuestra ciudad.

Los edificios antiguos, las calles empedradas, las farolas, las cúpulas, las iglesias, los museos, las ferias, los espacios culturales, los bares notables, el tango; es un lugar magnético, único. El impacto de la pandemia fue especialmente duro en esta área de la ciudad, principalmente por la caída del turismo y por la migración masiva hacia el trabajo remoto.

Por tal motivo, era necesario un proyecto que la revitalizará como nuevo centro de atracción para vecinos, vecinas y turistas de todo el país y del mundo. Es un lugar que siempre estuvo lleno de vida, de movimiento; por eso nuestro objetivo es devolverle su color característico y su espíritu tan particular manteniendo, al mismo tiempo, su identidad histórica y sociocultural. Esto también implica mejorar y ampliar la disponibilidad de espacio público para que sea capaz de abrazar la diversidad de las actividades que se desarrollan en esta área y de potenciar su disfrute. Y además hacerla más accesible, más segura y más verde con más de 156 árboles nuevos.

Todo esto se traduce en calidad de vida: para los casi 300 mil vecinos y vecinas y para todos los que se mueven por el Casco Histórico por trabajo, y mejora la experiencia de los que pasan a conocerlo y visitarlo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias